Que es un análisis DAFO y como hacer un buen análisis DAFO

DAFO

¿Qué es un análisis DAFO?

Un DAFO, tambien denominado FODA o en algunas ocasiones DOFA es un análisis de situación de una empresa, un proyecto, una idea de negocio. En este análisis tenemos en cuenta las características internas y externas a dicha empresa o proyecto. A nivel de características internas de la propia empresa se estudian las Fortalezas y Debilidades del negocio. A nivel externo, se estudian las amenazas y oportunidades existentes en el mercado. Este análisis nace enfocado a la empresa, pero puede ser expuesto para un análisis de uno mismo, un estudio sobre unas vacaciones, una selección de un restaurante para cenar o cualquier otra cosa.

Este análisis tiene su origen en EEUU, de la mano de Albert S. Humphrey durante los años sesenta. El término que se empleó es SWOT (Strenghts (Fortalezas), Weaknesses (Debilidades), Opportunities (Oportunidades) y Threats (Amenazas)). El objetivo del análisis es descubrir las ventajas competitivas que tiene la empresa para la elaboración de un plan de marketing, teniendo en cuenta la situación actual de la misma. Como resultado del análisis, se obtiene una matriz cuadrada como la siguiente:

Analisis DAFO
Analisis DAFO

Pasos de un DAFO

Análisis interno

En este primer paso se realiza un estudio de la situación actual de la empresa. En él, se tienen en cuenta los puntos fuertes (Fortalezas) y los puntos débiles (Debilidades de la empresa). Únicamente se debe tener en cuenta a la propia empresa o proyecto y la situación actual. Para ello, se estudian factores tales como la producción, la gama de productos o servicios, la estructura de la propia organización, el marketing que se realiza, el personal de la empresa, la financiación del negocio…

Es importante que se elabore un listado amplio de Fortalezas y de Debilidades, ya que ser capaces de encontrarlas implica una mayor capacidad de mejora por parte de la empresa.

Análisis externo

En este segundo paso se tienen en cuenta las amenazas y oportunidades presentes en el mercado. Las áreas principales que debemos tener en cuenta son: El microentorno y el macroentorno.

Por un lado tendremos que realizar un análisis del microentorno, haciendo especial énfasis en la competencia. Analizar a nuestra competencia nos genera una gran cantidad de posibles amenazas y oportunidades. ¿Qué hace nuestra empresa que nosotros no hacemos?, ¿Podemos adaptar cosas de nuestros competidores?, ¿qué errores cometen? A nivel de mercado, se estudiarán a los clientes, los segmentos de población, los comportamientos de compra, los proveedores.

Por otro lado, un buen análisis del Macroentorno nos dejará ver cuales son las amenazas y oportunidades presentes en cada uno de los sectores. Se estudiarán factores demográficos, económicos, tecnológicos, políticos/legales, sociales/culturales y medioambientales.

Para complementar este artículo, próximamente se elaborará un post sobre como realizar un análisis de Microentorno y Macroentorno. Además, es importante entender que un mismo factor puede ser una oportunidad o una amenaza dependiendo del nivel en el que seamos capaces de anticiparnos. Si somos los primeros en el mercado en darnos cuenta, podemos convertir una amenaza en una oportunidad al adaptarnos a ella, y viceversa, si somos los últimos en ver una oportunidad quizás nos quite nuestro lugar en el mercado.

Elaboración de la matriz

En este punto debemos realizar la matriz y ser capaces de entenderla. Las fortalezas que tenemos debemos potenciarlas. Las debilidades debemos buscar una forma de paliarlas. Las amenazas y oportunidades hay que estudiarlas y buscar la forma de que nos afecten positivamente, preparando la empresa frente a las amenazas y tomando las oportunidades que esten en nuestra mano.

Conclusiones

En este punto debemos estudiar que estrategias seguir. Para ello, sabiendo como esta el mercado, que estrategias de precio, de producto, de distribución y de comunicación vamos a tomar. En caso de ofrecersenos una oportunidad de negocio interesante, podemos contemplar diversificar hacia ella. En caso de ver una fortaleza muy grande frente a la competencia, debemos potenciarla en nuestra comunicación. Si observamos un déficit en algún punto de la organización debemos hacer una estrategia al respecto.

Esta parte es la más importante, ya que todo el trabajo del DAFO se realiza para llegar a tomar decisiones en el negocio. De este modo vamos a ser capaces de obtener ventajas competitivas que nos diferencien de otras empresas y así posicionarnos en nuestros consumidores. Para ello el asesoramiento por parte de una empresa de marketing, añadido al conocimiento propio que tenemos de nuestra empresa puede generar grandes resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *